La muy gris pero interpretativamente excelente ‘Foxcatcher’

Steve Carell y Channing Tatum en 'Foxcatcher'.
Steve Carell y Channing Tatum en ‘Foxcatcher’.

Empecemos con la verdad y es que hasta hace cinco minutos estaba convencida de que el apellido de Steve Carell se escribía con doble (y casi triplemente sonora) erre. Algo que en realidad tiene sólo relevancia porque Carell, junto a Channing (aquí sí doble ene) Tatum y Mark Ruffalo (aquí también doble efe) son lo mejor de Foxcatcher.

La nueva película dirigida por Bennett Miller (con consonantes dobles por todas partes) vuelve a estar basada en hechos reales, tal como sucedió con sus anteriores Capote (Truman Capote) y Moneyball (Moneyball: Rompiendo las reglas). En esta ocasión Miller, que repite con el guionista de Capote Dan Futterman, se remonta a finales de la década de los ochenta para presentarnos a los hermanos Mark (Tatum) y David Schultz (Ruffalo), dos atletas que compitieron en el equipo estadounidense de lucha libre en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles y que siguen entrenando con las olimpiadas de Seúl siempre en mente. Mark parece vivir en la sombra del éxito de su hermano mayor, que también es su entrenador, pero decide independizarse de él cuando recibe la llamada de un enigmático John du Pont (Carell). Seguir leyendo La muy gris pero interpretativamente excelente ‘Foxcatcher’

Jake Gyllenhaal, los coyotes y ‘Nightcrawler’

Jake Gyllenhaal y su transformación en 'Nightcrawler'.
Jake Gyllenhaal y su transformación en ‘Nightcrawler’.

Sigo emperrada en que a Jake Gyllenhaal lo vuelvan a considerar para el Oscar (tiene una nominación de 2005 por su interpretación en Brokeback Mountain). Después de su brillante trabajo el año pasado en Prisoners, el actor se ha transformado una vez más para Nightcrawler. En ella interpreta a Lou Bloom, una criatura de la noche angelina. Con su cuerpo extremadamente delgado, su cara angulosa y su pelo largo, lacio y casi grasiento, el californiano se pone en la piel de un cámara que persigue accidentes y escenas sangrientas para vendérselas a una televisión local especializada en noticias morbosas. El lema de la cadena es “If it bleads, it leads”, algo así como: si hay sangre, será la noticia principal.

Enseguida nos damos cuenta de que Lou no es simplemente un emprendedor ambicioso y sediento de un poco de éxito profesional, sino un depredador en toda regla y capaz de todo para conseguir su propio bienestar y progreso económico. El film hace además una sátira mordaz sobre nuestra fascinación con la televisión más sensacionalista, el morbo y el voyeurismo. Todo ello representado sobre todo en el personaje encarnado por Rene Russo, una veterana directora de telediarios nocturnos que ve mucha promesa en el trabajo de Lou. Seguir leyendo Jake Gyllenhaal, los coyotes y ‘Nightcrawler’

Crítica ‘The Judge’ (‘El juez’)

Robert Downey Jr. y Robert Duvall en 'The Judge'. (Warner Bros)
Robert Downey Jr. y Robert Duvall en ‘The Judge’. (Warner Bros)

Robert Downey Jr. parece haberse propuesto controlar su carrera por completo. Tal vez por eso no hay forma de que se acabe de confirmar la cuarta de Iron Man (negociar con Marvel, famosa por no pagar demasiado, no debe ser fácil). En todo caso y para seguir cogiendo las riendas de su filmografía ha montado la productora Team Downey, junto a sus esposa Susan Downey (con un larga trayectoria produciendo en Hollywood junto a Joel Silver).

Su primer proyecto juntos ha sido The Judge (El juez), un drama familiar y película de abogados con dirección de David Dobkin (Friends with Benefits/ Con derecho a roce, The Change-Up/ El cambiazo) y papel estelar de Robert Duvall, que interpreta al juez del título.

Además de producir, Downey Jr. se reserva el protagonista de la película, Hank Palmer. Hank es un abogado de Chicago que suele representar siempre a clientes con dinero pero que parecen sospechosamente culpables, está al borde del divorcio y tiene una hija que parece ser la única que le enternece el corazón. Cuando recibe la noticia de que su madre ha muerto Hank tiene que volver a un pueblo rural en Indiana del que se fue hace años con intenciones de no volver. En él se encuentra con un hermano mayor, Vincent D’Onofrio, insatisfecho por no haberse aventurado más en la vida; un hermano pequeño, Jeremy Strong, con una discapacidad mental; una ex novia, Vera Farmiga (completamente desaprovechada), que sigue estando de muy buen ver; y un padre, Duvall, con el que nunca se ha llevado bien. Seguir leyendo Crítica ‘The Judge’ (‘El juez’)

‘Boyhood’, ‘Sueño de invierno’, ‘Coming Home’ y las películas costumbristas y de relaciones del año

Ellar Coltrane en el fotograma que abre 'Boyhood'.
Ellar Coltrane en el fotograma que abre ‘Boyhood’.

Todavía no he visto Unbroken (Invencible), ni Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia) o Inherent Vice. Todavía no he visto Fury (Corazones de acero), American Sniper o Into the Woods pero me atrevería a decir que ya he visto mi título favorito de este año.

Boyhood de Richard Linklater, ese proyecto de 12 años de duración a lo largo de la vida de un niño que se hace adolescente y luego adulto es lo más humano, auténtico y lleno de pequeños momentos universales que he visto de momento en 2014. Y eso que este año ya he podido disfrutar con la historia de superación personal Wild, la musical Whiplash, la desgarradora Still Alice, el film noir perfecto La entrega (The Drop), la satírica Nightcrawler o la no sólo peli de misterio Gone Girl (Perdida).

Si se puede empezar ya con la campaña para la nominación al Oscar de Boyhood en las categorías de película, guión y dirección. Empecemos ya por favor.

Haluk Bilginer en un fotograma de 'Sueño de invierno'.
Haluk Bilginer en un fotograma de ‘Sueño de invierno’.

En la misma línea de películas con mucho metraje, donde no necesariamente pasa nada (aunque en realidad pase todo) y todo se base en las relaciones y conversaciones entre sus personajes está también la turca Sueño de invierno (Kis uykusu), ganadora de la Palma de Oro en Cannes este año y candidata de Turquía para el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Seguir leyendo ‘Boyhood’, ‘Sueño de invierno’, ‘Coming Home’ y las películas costumbristas y de relaciones del año

La última de James Gandolfini con tintes mafiosos

Tom Hardy con la camisa de franela del no tan simple como parece a simple vista Bob de 'The Drop' ('La entrega').
Tom Hardy con la camisa de franela del no tan simple como parece a simple vista Bob de ‘The Drop’ (‘La entrega’).

“Érase una vez en Brooklyn un hombre que estaba solo y encontró a un perro. Con el perro vino una chica y con la chica un arma…”, así es como nos presenta su película el cineasta belga Michaël R. Roskam, que dice haber planteado The Drop (La entrega) como un cuento de hadas de los hermanos Grimm. En lugar de abusar del típico plano aéreo del puente de Brooklyn para situar a sus personajes en este barrio de Nueva York, Roskam – cuyo film Bullhead recibió una nominación en la categoría de mejor película en lengua no inglesa en 2012 – prefiere introducir su película con una especie de plano subjetivo desde el punto de vista de un perro que entra a un bar cualquiera en Brooklyn y en él se encuentra a Bob (Tom Hardy).

Bob es, al menos a simple vista, un camarero parco en palabras e incluso simplón que acude a misa cada mañana y parece tener una vida rutinaria y tranquila. Trabaja en un bar de una zona obrera y nada hip de Nueva York y su jefe es Cousin Marv, un gángster venido a menos (un papel que se acabaría convirtiendo en la última interpretación de James Gandolfini antes de morir el verano pasado). Una noche cuando vuelve a casa Bob encuentra a un cachorro de pitbull herido y tirado en un cubo de la basura. La dueña (Noomi Rapace) de la casa en cuyo patio encuentra al perro se ofrece a cuidarle el cachorro a Bob un par de días hasta que se lo pueda llevar. Y de esta manera empieza un cuento de mafiosos rusos, dinero sucio, ex novios celosos y peligrosos, traiciones, relaciones sosegadas e investigaciones policiales que Roskam va narrando con precisión, maestría y rindiendo homenaje al cine negro americano clásico. Seguir leyendo La última de James Gandolfini con tintes mafiosos

Festival Internacional de Cine de Toronto. Días 5 y 6

En Toronto hace tiempo que se me habían metido en el bolsillo a base de mucha amabilidad y una ciudad cosmopolita y amable con los peatones. Pero desde esta edición de TIFF todavía más. Me alucinan las multitudes a toda hora del día para las proyecciones de todo tipo de películas y es que al parecer son muchos los que hacen coincidir las vacaciones con el festival, que también se llena de estudiantes universitarios. La muestra más recalcitrante de la cinefilia de esta ciudad la he tenido este lunes por la noche cuando he visto a una multitud intentando hacer fotos durante una de las muchas premieres que hay en el festival. Los gritos de la gente eran de “Michael, Michael” y yo me preguntaba a qué Michael asistente a la edición de este año estarían refiriéndose: ¿Michael Douglas? ¿Michael Moore? Bastante más desconocido que todo eso: Michael Shannon, que estaba a punto de presentar 99 Homes.

Channing Tatum y un casi irreconocible Steve Carrell en 'Foxcatcher'.
Channing Tatum y un casi irreconocible Steve Carell en ‘Foxcatcher’.

En todo caso empiezo el lunes con con la proyección de prensa de Foxcatcher. Bennett Miller (Moneyball, Capote) dirige a Channing Tatum, Steve Carell y Mark Ruffalo en este drama basado en hechos reales. Tatum y Ruffalo son dos hermanos y atletas que a finales de los ochenta compitieron con el equipo estadounidense de lucha libre. Carell interpreta al millonario y filántropo que los contrató para, según él, asegurar la victoria de los valores americanos en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 además de darse aires de importancia. Tatum, Carell y tal vez incluso Ruffalo tienen la nominación al Oscar casi asegurada. Pero más allá de sus interpretaciones, Foxcatcher es una película gris, lenta y deprimente como sus personajes.

Reese Witherspoon y su mochila en 'Wild'.
Reese Witherspoon y su mochila en ‘Wild’.

La que también tiene la nominación casi asegurada es Reese Witherspoon gracias a Wild (se rumorea que podría estar nominada también por The Good Lie pero no he tenido ocasión de poder verla en el festival). Basada en el libro autobiográfico de Cheryl Strayed, Witherspoon se pone en la piel de su autora para hacer a pie más de 1,700 km del Pacific Crest Trail, un camino a lo largo de las cordilleras de la costa oeste americana. A lo largo del periplo de la protagonista por su camino se entretejen flashbacks acertadamente colocados que nos explican qué la ha llevado a esa situación. El director canadiense Jean-Marc Vallée vuelve a arrancarle a su protagonista una interpretación estelar, tal como lo hiciera el año pasado con Matthew McConaughey y Jared Leto en Dallas Buyers Club. Lo mejor, además de esta historia de superación personal, es una banda sonora plagada de Simon & Garfunkel, el paisaje de la costa del Pacífico y las ganas que entran de ponerse las botas e irse de excursión unos días. Seguir leyendo Festival Internacional de Cine de Toronto. Días 5 y 6

Festival Internacional de Cine de Toronto 2014. Día 3 y 4

El look de Tom Hardy para las entrevistas de 'The Drop'
El look de Tom Hardy para las entrevistas de ‘The Drop’

El sábado empieza con una conversación con el novelista y guionista Dennis Lehane junto al director belga Michael R. Röskam, que ha conseguido con The Drop una historia muy americana. Ayuda un guión impecable de Lehane que él mismo adaptó de un relato corto suyo, Animal Rescue. El escritor nos confiesa que esta adaptación le fue posible porque “sólo” tuvo que añadir nuevos pasajes a su relato. Lo contrario, pasar una novela de más de 400 páginas a película de dos horas, dice que es una cualidad que no posee. Por ese motivo le ha dejado a otros la adaptación a la gran pantalla de Mystic River y Gone Baby Gone. Las entrevistas siguen con el reparto de la película y un Tom Hardy, con camiseta de camuflaje y gorra a juego, que se molesta en saludar a toda la prensa personalmente.

Adam Driver, Corey Stoll, Tina Fey y Jason Bateman en 'This is where I Leave you'.
Adam Driver, Corey Stoll, Tina Fey y Jason Bateman en ‘This is where I Leave you’.

El día sigue con la proyección de This is Where I leave you (Ahí os quedáis), con dirección de Shawn Levy (Night at the Museum/Noche en el museo, Real Steel/Acero puro) y basada en una novela del mismo título. La peli tiene a Jason Bateman, Tina Fey (con quien Levy repite tras Date Night/Noche loca), Corey Stoll de The Strain, Adam Driver de Girls y Jane Fonda interpretando a los hermanos y madre de una familia cuyo patriarca acaba de fallecer. Sus muchos problemas sentimentales y lo mal que pueden llegar a llevarse a ratos se pone de relieve en un título que mezcla tragedia y comedia pero no acaba de funcionar en ningún género y simplemente presenta a un grupo de gente muy pija con problemas que a menudo parecen más que inexistentes. No descarto estar resentida con Levy por lo minúsculo que acaba siendo el papel que le ha dado a Connie Britton en la película, aunque el cineasta afirme haber fichado a la actriz para This is where I leave you porque es todo un fan de Friday Night Lights. Tami Taylor se merece bastante más. Seguir leyendo Festival Internacional de Cine de Toronto 2014. Día 3 y 4

Festival Internacional de Cine de Toronto 2014. Días 1 y 2

King St West, uno de los centros neurálgicos del Festival de Cine Internacional de Toronto.
King St West, uno de los centros neurálgicos del Festival de Cine Internacional de Toronto.

Las cosas suelen empezar bien en Toronto, con un primer día del festival de cine internacional (TIFF), el jueves, perfecto para dedicarse sólo a ver películas. La locura de días posteriores hace según qué placeres un poco más difíciles.

WinterSleep1
Haluk Bilginer y Melissa Sözen en un fotograma de Sueño de invierno.

Así que quise comenzar con Sueño de invierno (Kis uykusu) la película turca ganadora de la Palma de Oro en el pasado festival de Cannes. Más de tres horas perfectamene fotografiadas para explicar la historia costumbrista de un grupo de personas en un pueblito remoto de Anatolia. Sus protagonistas son el escritor y gerente de un hotel, Aydin (Haluk Bilginer); su mucho más joven esposa, Nihal (Melisa Sözen); y la hermana recién divorciada de él y que siempre parece dispuesta a buscar una discusión y encontrarla, Necla (Demet Akbag). El director Nuri Bilge Ceylan pone de relieve las diferencias entre esta familia adinerada y acomodada pero casi incapaz de convivir o encontrar la felicidad, con el resto de personajes del film: los bastante más pobres habitantes de la zona. Casi si como, sin irse de la Turquía más rural, Ceylan consiguiera hacer una metáfora del occidente rico pero a pesar de ello siempre insatisfecho y en continuo conflicto personal y aquellos que padecen de necesidades a menudo más tangibles en el resto del mundo. Todo ello en forma de drama familiar donde en realidad puede parecer que no sucede demasiado.

Seguir leyendo Festival Internacional de Cine de Toronto 2014. Días 1 y 2