Análisis de las nominaciones a los Oscars 2015

El actor Chris Pine y la presidenta de la Academia, Cheryl Boone Isaacs, anunciando los nominados a mejor película.
El actor Chris Pine y la presidenta de la Academia, Cheryl Boone Isaacs, anunciando los nominados a mejor película.

Birdman y The Grand Budapest Hotel (El gran hotel Budapest) encabezan la lista de títulos nominados a la edición número 87 de los Oscar con nueve nominaciones cada una. Las siguen The Imitation Game con ocho; American Sniper (El francotirador) y Boyhood con seis cada una; y The Theory of Everything (La teoría del todo), InterstellarFoxcatcher y Whiplash todas ellas con cinco.

Las sorpresas

De entrada poco debería sorprender la nominación de American Sniper y su actor principal, Bradley Cooper. Al fin y al cabo estamos hablando de un film de Clint Eastwood que sólo ayer también veía reconocido su trabajo con una nominación del Sindicato de Directores (DGA). Paradójico es el hecho que Eastwood no haya recibido en cambio nominación al Oscar por su dirección, sólo su producción, de American Sniper. En todo caso su título no había sonado demasiado en esta temporada de premios pero con las seis nominaciones, incluida la de mejor película, parece volver a la lista de films imprescindibles en 2014.

Otro de los títulos revelación estrenado a finales de año fue Selma, el biopic sobre Martin Luther King Jr. dirigido por Ava DuVernay. La película sonaba a nominación para su directora, que podría haber sido la primera mujer afroamericana en recibir este reconocimiento, o su actor principal, el británico David Oyelowo, pero ha tenido que conformarse “sólo” con nominaciones a mejor película y mejor canción original.

Pese a que hacía meses que se venía hablando muy bien sobre ella y que desde luego está muy bien ejecutada, me han chocado un poco las cinco nominaciones para Whiplash (incluido mejor actor de reparto, mejor película y mejor guión adaptado), sobre todo esa distinción para pesos pesados en el apartado de mejor película. Y aunque también hace meses que lleva hablándose de ella como posible candidata, desde luego las nueve nominaciones para el hotel de Wes Anderson son toda una distinción para una película que hace meses que se estrenó, que algunos podrían haber olvidado y que responde muy claramente al estilo tan personal de este director no necesariamente apto para todos los gustos. Seguir leyendo Análisis de las nominaciones a los Oscars 2015

Crítica de ‘Gone Girl’ (Perdida)

Nick Dunne (Ben Affleck) frente al cartel de su desaparecida esposa.
Nick Dunne (Ben Affleck) frente al cartel de su desaparecida esposa.

En cuanto supe que el próximo proyecto cinematográfico de David Fincher iba a ser la adaptación de la novela Gone Girl (Perdida), compré el libro y lo devoré. Había que hacer los deberes. El de Gillian Flynn, una ex escritora de la revista de cultura popular Entertainment Weekly, es un libro que empieza siendo la típica historia de misterio, el típico whodunit (Amy Dunne desaparece una mañana sin dejar mucho más rastro que unos cuantos cristales rotos y la puerta de casa abierta. Su marido, Nick, no tiene idea de dónde está pero cada vez parece más el sospechoso perfecto de lo que podría ser el asesinato de su esposa. Pero no hay cuerpo del delito. ¿Qué ha pasado con Amy? ¿Quién ha podido matar o hacer desaparecer a alguien tan encantador y perfecto como ella?). Pero a la mitad del libro la historia da un giro inesperado que convierte Gone Girl en algo más que una simple historia de misterio.

Tampoco es sólo misterio su versión para la gran pantalla dirigida por Fincher y cuya adaptación del guión ha recaído de hecho en manos de la misma Flynn. Tal vez por eso ésta es una de las adaptaciones más fieles que haya visto en mucho tiempo de libro a película. Incluso la casa en medio del ruinoso y desvencijado North Cartage, en Misuri, donde viven los Dunne, tiene exactamente el mismo aspecto que me había imaginado al leer las palabras de Flynn en el libro. Y eso que la hazaña de versionar no era fácil sobre todo en parte por cómo está narrado el libro, con fragmentos en primera persona del diario de Amy, que la película consigue sustituir con acierto por voces en off explicativas de Rosamund Pike (Jack Reacher), teñida de rubia para encarnar a Amy. Y capítulos en primera persona explicados desde la perspectiva de Nick (Ben Affleck). Seguir leyendo Crítica de ‘Gone Girl’ (Perdida)