El año de los biopics de científicos

Eddie Redmayne en 'The Theory of Everything'.
Eddie Redmayne en ‘The Theory of Everything’.

En el apartado del Oscar para la mejor actriz las cosas están claras, Julianne Moore lleva la cabeza con Still Alice. Patricia Arquette es la favorita a su vez entre las actrices de reparto por Boyhood. Y todo el mundo quedaría muy sorprendido si J.K. Simmons no se lleva la estatuillla por su papel también secundario en Whiplash. La única categoría interpretativa con posibilidades de sorprender un poco en los Oscar, o donde no hay un único favorito, es la de mejor actor masculino principal.

Michael Kaeton y su Birdman tienen muchas opciones, mi preferido sigue siendo Jake Gyllenhaal por Nightcrawler (me atrevería a decir que es el menos probable que gane, si consigue siquiera la nominación) y nadie discute el trabajo transformador de Steve Carrell en Foxcatcher. Pero éste podría ser el año en el que gane un actor británico poniéndose en la piel de un personaje real que se dedicó a la ciencia. Y hay dos opciones perfectamente viables para ello.

Benedict Cumberbatch en 'The Imitation Game'.
Benedict Cumberbatch en ‘The Imitation Game’.

Por un lado el actor de moda gracias a Sherlock y a su incapacidad para pronunciar “penguin” en inglés, Benedict Cumberbatch, protagoniza The Imitation Game (Descifrando Enigma). En ella se pone en la piel de Alan Turing y echa un poco de luz sobre la castigada figura de este matemático y filósofo cuyo trabajo fue clave para descifrar los mensajes nazis durante la Segunda Guerra Mundial y ayudar en la victoria aliada. Algo que no lo salvaría de ser condenado a castración química años después por el simple hecho de ser homosexual. Seguir leyendo El año de los biopics de científicos