Las botas de Reese Witherspoon en ‘Wild’ (‘Alma salvaje’)

    Reese Witherspoon en 'Wild'.
    Reese Witherspoon en ‘Wild’.

    Jean-Marc Vallée, el director quebequés que el año pasado le consiguió Oscars por su interpretación a Matthew McConaughey y Jared Leto con Dallas Buyers Club, demuestra este año nuevamente que lo suyo es exprimir lo mejor de sus actores con Wild (Alma salvaje).

    Basada en el libro de memorias de Cheryl Strayed, Wild arranca con el plano general de unas montañas y los gemidos de una mujer. Pronto entenderemos que los gemidos no son de placer, sino de dolor y por agotamiento físico. Cheryl (Reese Witherspoon) está teniendo problemas con las botas que ha escogido para recorrer a pie más de 1.700 quilómetros a lo largo del Pacific Crest Trail. Vallée no nos ahorra el detalle de una de las uñas ensangrentadas de Cheryl cuando ella se quita el calzado. Un gesto que provoca que una de las botas caiga montaña abajo y hace que Cheryl arroje la otra llena de frustración y mientras exclama un: “Fuck you bitch!”.

    Después de eso se escuchan las primeras notas de El Condor Pasa (If I could) de Simon & Garfunkel, que se convierte en el leit motif de la película. A ritmo de esta canción y de Suzanne de Leonard Cohen o Glory Box de Portishead se van desgranando poco a poco los motivos que han llevado a Cheryl a emprender semejante hazaña personal.I’m going to walk myself back to the woman my mother thought I was”, nos explica la protagonista en uno de los muchos flash backs perfectamente integrados de la película.

    Reese Witherspoon y su mochila en 'Wild'.
    Reese Witherspoon y su mochila en ‘Wild’.

    La música y los libros que Cheryl lee o rememora a lo largo de su camino la acercan un poco más a esa madre (Laura Dern) que no quiere decepcionar y a quien en otro momento del film veremos afirmando que son una familia rica en amor, pese a no tener demasiado dinero y un trabajo no especialmente atractivo.

    Wild no es una película (sólo) para excursionistas, la secuencia en la que el personaje de Whiterspoon prepara la mochila haría reír al caminante más novato o inexperimentado, sino una historia universal sobre la posibilidad de cambiar y de superarse a uno mismo.

    El último film de Vallée es además un retrato hermoso de la costa oeste estadounidense que hace que a cualquiera le entren ganas de perderse entre sus bosques y montañas. Pero es que el cineasta ha conseguido también nominaciones al Oscar tanto para Dern como para Witherspoon. Si no fuera por Julianne Moore y su Still Alice, este año la rubia muy legal se volvía a llevar el Oscar seguro.

    Enlaces relacionados:

    El año de los biopics de científicos

    Por qué no sólo Julianne Moore se merece un Oscar por ‘Still Alice’

    Ese ejercicio estilístico llamado ‘Birdman’

    La muy gris pero interpretativamente excelente ‘Foxcatcher’

    Los 169 minutos de ‘Interstellar’

    Jake Gyllenhaal, los coyotes y ‘Nightcrawler’

    Crítica de ‘The Judge’ (‘El juez’)

    ‘Boyhood’, ‘Sueño de invierno’, ‘Coming Home’ y las películas costumbristas y de relaciones del año

    Crítica de ‘Gone Girl’ (‘Perdida’)

    Con reserva en el hotel de Wes Anderson

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

      *