Crítica ‘The Judge’ (‘El juez’)

    Robert Downey Jr. y Robert Duvall en 'The Judge'. (Warner Bros)
    Robert Downey Jr. y Robert Duvall en ‘The Judge’. (Warner Bros)

    Robert Downey Jr. parece haberse propuesto controlar su carrera por completo. Tal vez por eso no hay forma de que se acabe de confirmar la cuarta de Iron Man (negociar con Marvel, famosa por no pagar demasiado, no debe ser fácil). En todo caso y para seguir cogiendo las riendas de su filmografía ha montado la productora Team Downey, junto a sus esposa Susan Downey (con un larga trayectoria produciendo en Hollywood junto a Joel Silver).

    Su primer proyecto juntos ha sido The Judge (El juez), un drama familiar y película de abogados con dirección de David Dobkin (Friends with Benefits/ Con derecho a roce, The Change-Up/ El cambiazo) y papel estelar de Robert Duvall, que interpreta al juez del título.

    Además de producir, Downey Jr. se reserva el protagonista de la película, Hank Palmer. Hank es un abogado de Chicago que suele representar siempre a clientes con dinero pero que parecen sospechosamente culpables, está al borde del divorcio y tiene una hija que parece ser la única que le enternece el corazón. Cuando recibe la noticia de que su madre ha muerto Hank tiene que volver a un pueblo rural en Indiana del que se fue hace años con intenciones de no volver. En él se encuentra con un hermano mayor, Vincent D’Onofrio, insatisfecho por no haberse aventurado más en la vida; un hermano pequeño, Jeremy Strong, con una discapacidad mental; una ex novia, Vera Farmiga (completamente desaprovechada), que sigue estando de muy buen ver; y un padre, Duvall, con el que nunca se ha llevado bien.

    JUDGE, THE
    Robert Downey Jr. y Vera Farmiga. (WB)

    Después del entierro, un supuesto accidente provoca que el personaje de Duvall atropelle y mate a un hombre recién salido de la cárcel y a quien él había condenado años atrás. El de Downey Jr., como no podía ser de otra forma, tendrá que quedarse para defenderlo como su abogado.

    Cuando vi la película en el Festival Internacional de Cine de Toronto me pareció que a este drama familiar no le faltaba ningún cliché del género: clan que se reencuentra tras la muerte de una madre bondadosa y cariñosa, figura paterna autoritaria, videos en Super-8 de navidades pasadas y felices con niños en pijama que abren regalos… Todo ello aliñado con ingredientes de película de abogados y con más de una nota de humor que no acaba de encajar. Un poco como si The Judge no supiera lo que quiere ser. Sus más de dos horas de duración no ayudan. Tampoco lo hace el hecho de que Robert Downey Jr. parezca seguir interpretando el mismo papel que ya le hemos visto hacer, con más acierto, en las franquicias de Iron Man o Sherlock Holmes.

    Entonces me olvidé de incluir que la trama del padre secreto de la hija adolescente de Farmiga y todo lo que rodea a la chiquilla en cuestión, interpretada por Leighton Meester, tiene un punto incómodo y desagradable.

    Los hermanos Palmer en 'The Judge': Vincent D'Onofrio, Robert Downey Jr. y James Strong.
    Los hermanos Palmer en ‘The Judge’: Vincent D’Onofrio, Robert Downey Jr. y Jeremy Strong.

    A pesar de todo ello, los amantes de las películas americanas que no dejan ni un solo cabo suelto y donde siempre hay redención para sus protagonistas podrán encontrarle seguro varias cualidades positivas a este título. La más destacable sin duda es la interpretación de Duvall. Su juez es una figura autoritaria cuya luz interior se va apagando por problemas de salud y algunas de las secuencias del film parecen casi diseñadas para intentar conseguirle al veterano una nominación al Oscar en la categoría de interpretación de reparto.

    Otros títulos con opciones a Oscar de este año:

    La muy gris pero interpretativamente excelente ‘Foxcatcher’

    Los 169 minutos de ‘Interstellar’

    Jake Gyllenhaal, los coyotes y ‘Nightcrawler’

    Crítica de ‘Fury’ (‘Corazones de acero’)

    ‘Boyhood’, ‘Sueño de invierno’, ‘Coming Home’ y las películas costumbristas y de relaciones del año

    Crítica de ‘Gone Girl’ (‘Perdida’)

    Con reserva en el hotel de Wes Anderson

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

      *